Ir al contenido principal

La técnica del patito y la baja visión

En un fondo blanco con marco verde se ven chapoteos de colore y un patito de color verde en el centro.
Imagen: La técnica del patito
Hoy os voy a explicar una práctica que igual a muchos que tenéis baja visión os resulta conocida y que he bautizado como la Técnica del patito.

Una persona con discapcidad visual y con resto visual aprovechable muchas veces pasa desapercibida por la sociedad. Me explico, si ves a una persona con un bastón blanco por la calle sabes que es ciega y aunque tiene suficiente autonomía, si necesitase tu ayuda sabrías como dársela.

Pero ¿qué ocurre si por ejemplo lleva gafas, o ni siquiera eso, pero tiene problemas de visión? Nadie se da cuenta. 


 
Durante muchos años esa invisibilidad ha sido como una especie de escudo para mí. Aparentar que veo igual que la mayoría de la sociedad. Esto sobre todo con gente ajena a tu círculo, por supuesto. Hoy en día debo reconocer que me equivoqué en aprovecharme de esa invisibilidad en lugar de combatirla y mostrarla al mundo.

Sabemos que en determinadas ocasiones y con el paso del tiempo, si la deficiencia es degenerativa, esa especie de disfraz se hace más complicado de llevar. También influye la madurez. Cuando eres niño o joven tienes como más reservas a la hora de hablar de la discapacidad por miedo al qué dirán o a las mofas de los compañeros. Luego todo parece perder importancia.

Pero volvamos al tema: la técnica de patito. Esta técnica se pone en práctica sobre todo en paseos o caminatas por la ciudad o en lugares amplios sin mucha gente.
 
Se puede dividir en dos prácticas diferentes dependiendo de si estamos solos o acompañados:

  •  "Técnica del patito y mamá pata" cuando te acompaña algún conocido.
  •  "Técnica de los patitos cruzando el río". Para cuando vas solo o sola.

Me explico: Caminar por las calles de una ciudad o un pueblo para una persona con problemas de visión a veces es todo un reto y se vuelve más complicado si no conocemos bien esa zona o si hay que cruzar carreteras, por ejemplo.

Para tener una vida autónoma cualquier persona debería poder moverse por el mundo sin necesidad de una tercera persona y con garantía de seguridad. Sin embargo en muchas ocasiones y por diversas circunstancias eso no es posible.

A mi me gusta pasear y me gusta esa autonomía pero si voy sola tengo que estar continuamente en alerta para no meterme en una zanja, no acabar debajo de un coche al cruzar la calle, caerte por las escaleras, etc. Es uno de los inconvenientes de tener un campo visual reducido entre otras cuestiones oculares.

Por ese motivo, cuando tengo la posibilidad de que alguien me acompañe parece que mi cabeza desconecta un poquito o bastante y pongo en práctica la "Técnica del patito y mamá pata". Es decir, la persona que me acompaña camina a mi lado un poquito más adelantada y yo aunque no la vea del todo nítida sé que está ahí y me sirve como guía. A ver, todo es más fácil si te agarras y te dejas llevar. Digamos que esta y la técnica del guiado tradicional son compatibles aunque hay que reconocer que sin agarrarse parece que tienes un poco más autonomía ¿No?

De todos modos, agarrarte del brazo de la otra persona te permite desconectar bastante y disfrutar del paseo y percibir otros detalles que a lo mejor a simple vista no percibes.

Y por otro lado tenemos la "Técnica de los patitos cruzando el río", muy recomendable sobre todo para cuando vas solo o sola y necesitas cruzar la calle y no hay semáforo o este no es accesible. En este caso el procedimiento es muy sencillo, basta seguir los pasos de la persona o personas que van delante, eso sí, sin interferir en su espacio vital que igual les molesta.

Con esta técnica hay que tener cuidado porque hoy en día hay mucho kamikaze que se lanza a cruzar la carretera sin mirar o con el semáforo en rojo y podemos hacernos mucho daño.

Podríamos decir que deberemos ponerla en práctica cuando no queda más remedio o no hemos encontrado un paso de peatones seguro con semáforo.

Debo aclarar de todos modos, como ya dije al principio, que estas dos técnicas son válidas para personas que aun conservamos algún resto visual aprovechable y que con estos procedimientos podemos hacer que nuestro camino sea un poco más sencillo.

¿Qué os ha parecido la Ténica del Patito? ¿La utilizáis vosotros? ¿Tenéis otras técnicas parecidas para el día a día? Animaos y dejad vuestras ideas y opiniones en los comentarios.

Top posts más poppulares

Los colores de los bastones guía

Shapereader: creando historias con el tacto.

La accesibilidad visual en la playa: Audioplaya

BraiBook, el libro electrónico que se lee en braille (Deactualizado)

¿Sabías que…? 20 datos interesantes sobre JJPP Río 2016