Ir al contenido principal

¿Es la Administración accesible? Trámites con baja visión.


Imagen del símbolo de la arroba en negro con fondo blanco
Iimagen: Arroba
Avanzan los tiempos y avanza la tecnología y debe ser esta la que nos ayude a crear una sociedad más inclusiva y accesible. Ya no es un lujo el acceso a un ordenador y ya estamos acostumbrados a movernos por internet en mayor o menor medida: redes sociales, correo, whatsap... ya casi no tienen secretos para la mayoría de la población.


Sin embargo parece que algunas instituciones no saben o no quieren sacarle provecho a esta situación.




No hay marcha atrás, el papeleo, las gestiones con la administración u otras entidades están condenados a reciclarse y ofrecer al ciudadano una experiencia más acorde con los tiempos.


Hoy en día existen certificados digitales, usuarios cl@ave, DNIs electrónicos que son perfectamente válidos para identificarnos en la red de manera segura y que nos permiten realizar trámites desde cualquier lugar y de manera autónoma y accesible.


De todos modos, si se quiere una atención personalizada, acercarse a las instituciones o administraciones tampoco está mal. Sin embargo es de vergüenza que a día de hoy una persona con baja visión (o una persona mayor) no pueda acudir sola a realizar papeleos sin necesitar ayuda. Y no me refiero a la ayuda de cuestiones administrativas sino para cubrir formularios, leer documentos, etc.


Sin ir más lejos, la semana pasada tuve que realizar unos papeleos en el ayuntamiento e iba yo con mi formato correspondiente rellenado y firmado (un formulario que descargué de la página web del propio ayuntamiento) y cuando llego a ventanilla me dicen que ese no vale, que tengo que rellenar otro. Me entregan un papel, posiblemente fotocopia de otra fotocopia, en el que se amontonaban palabras, apartados, unos al lado de los otros en un galimatías increíble donde el tamaño de letra era minúsculo.


Consecuencia: Tuve que pedir ayuda para rellenarlo intentando también no salirme de los mini-recuadros que tenía para poner toda la información.


Y no queda ahí la cosa. Queriendo aprovechar el “momento papeleo del año” me dirijo a la Agencia Tributaria a cambiar unos datos. Pregunto en información y el señor de la puerta muy amable me dice que tengo que rellenar un modelo de no sé cuántas hojas que me entrega y luego pedir cita. Y ahí me quedo yo con el dichoso Modelo 030 con sus letritas poco descifrables otra vez y el papelito con el número para pedir cita. Cosa que no haré porque para algo existe una web donde se pueden hacer los trámites online. Mi experimento / excursión en busca de trato personalizado con Hacienda se acaba aquí, al menos hasta la campaña de la Renta si ellos así lo estiman oportuno.


Y aquí es donde mi cabeza empieza a preguntarse ¿Por qué si existen formatos electrónicos que se pueden rellenar e imprimir y que son accesibles para todos no se utilizan? Y si quieren usar otros ¿Por qué no emplean unos formatos más accesibles? ¿Es necesario dar tantas vueltas para un trámite que se hace en dos minutos?


Es evidente que por mucho que avancemos en tecnología, si no la aprovechamos no sirve de nada. Me viene ahora a la cabeza un anuncio de neumáticos que decía “La potencia sin control no sirve de nada”. Pues eso. La tecnología sin uso ni aprovechamiento no sirve de nada. Seguimos arrastrando costumbres de hace décadas y parece que no nos queremos abrir a procesos más rápidos, seguros y, sobre todo, inclusivos y accesibles.
 
Y estamos hablando de instituciones y organismos públicos que deben velar por los derechos de todos los ciudadanos en igualdad de condiciones. Ya no me meto en compañías privadas porque ahí cada uno hace la guerra por su cuenta y tanto te puedes encontrar con empresas socialmente responsables como otras para las que la accesibilidad y la tecnología suenan a ciencia ficción.


Supongo que muchos os habréis topado con situaciones parecidas de impresos poco legibles, el “pida cita” o “vuelva mañana”, etc. ¿Qué os parece? ¿Creéis que la administración debe mejorar en accesibilidad tanto de acercamiento como de inclusión de todos los ciudadanos?


Desde mi punto de vista creo que se va avanzando aunque a pasitos pequeños. Queda mucho camino por recorrer y la evolución de la tecnología cada vez va más rápido así que las instituciones y organismos deberían ponerse las pilas y subirse al tren lo antes posible. Cuanto más se tarde más grande será la brecha entre administración y tecnología y más saldremos perdiendo los ciudadanos y, sobre todo, aquellos que encontramos en la accesibilidad la igualdad y autonomía que muchas veces se nos niega por omisión o desconocimiento.


Para finalizar os dejo algunos enlaces sobre cómo está el tema de la Administración Electrónica y No Electrónica en cuanto accesibilidad. Comprobaréis que algunas fechas de los documentos no son muy recientes ya que los estudios o noticias que salen a la luz sobre este tema son bastante escasos:








Top posts más poppulares

Los colores de los bastones guía

La accesibilidad visual en la playa: Audioplaya

Shapereader: creando historias con el tacto.

BraiBook, el libro electrónico que se lee en braille

¿Sabías que…? 20 datos interesantes sobre JJPP Río 2016